top of page

Alternativas al café para mejorar tu salud y productividad

Actualmente existen numerosos estudios sobre los beneficios del café como, por ejemplo, mejorar el estado de ánimo y aumentar los niveles de energía entre otros.


Sin embargo, un consumo excesivo puede ser perjudicial, incluso en determinados casos se debe reducir o evitar su consumo como puede ser en personas con problemas de insomnio , aquellas que tienen niveles altos de ansiedad o estrés o que presentan sensibilidad a la cafeína.





Tienes al alcance de tu mano una gran variedad de alternativas que puedes incorporar a tu vida sin necesidad de ingerir altas dosis de cafeína diarias.


  • El café de malta se obtiene del grano de cebada, germinado, secado y tostado. Es rico en fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y zinc. Su preparación es muy similar a la del café tradicional, pero no se parece en cuanto a sabor. Se colocan 3 o 4 cucharadas en cafetera exprés, eléctrica o italiana. Se puede tomar solo, con leche o alguna bebida vegetal (almendra, avena, coco) No contiene cafeína.


  • La achicoria es el sucedáneo de café más empleado en España en épocas de crisis. Es una planta herbácea familia de las asteráceas. Es una fuente de minerales y vitaminas sobre todo del tipo B. Además cabe destacar su contenido en inulina, un tipo de fibra prebiótica que estimula el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino y tiene la capacidad de disminuir el azúcar en la sangre. La achicoria puede estimular la producción de bilis. La puedes encontrar en diferentes formatos, (algunos de ellos pueden contener cafeína): tostado natural, soluble, Bio natural, en cápsulas compatibles con ciertas cafeteras y la puedes tomar con tu leche vegetal preferida. O la puedes preparar como infusión, hirviendo una taza de agua con 2 cucharadas de raíz achicoria tostada y picada durante 10 o 15 minutos. A continuación colar.


  • El Teeccino es uno de los sustitutos del café más habituales en los países anglosajones, su sabor es muy parecido al café. Está hecho a base de hierbas de achicoria y en el mercado lo puedes encontrar con mezcla de diferentes ingredientes frutas, nueces, chocolate, etc. Se prepara exactamente igual que el café. Puedes añadirle un poco de leche vegetal de coco o leche vegetal de almendras para contrarrestar su sabor amargo.


  • El cacao puro sin azúcares añadidos contiene fibra, vitaminas, minerales como el magnesio y el manganeso. Contiene polifenoles, responsables del efecto antioxidante además contiene teobromina una excelente alternativa a la cafeína. La teobromina es un estimulante suave que nos ayudan a despertarnos y no genera esa necesidad incontrolable de su consumo. Su efecto es muy bajo comparado con la cafeína. La teobromina es la responsable de la sensación de entusiasmo y felicidad que caracteriza una buena taza de cacao caliente. Lo más habitual es prepararlo con leche.


  • La Rhodiola rosea (rhodiola) es una planta adaptógena perteneciente a la familia de las Crasuláceas que comparte con el café su capacidad de reducir la fatiga y aumentar la concentración (12). Mejora el estado de ánimo aumentando la concentración de neurotransmisores en el cerebro (13). Combate el estrés regulando los niveles de cortisol. Con sus raíces se elabora el conocido té de Rhodiola, utilizado tradicionalmente para calmar los nervios y combatir la ansiedad.


  • El agua de coco es una bebida natural que gracias a su contenido en electrolitos te mantendrá bien hidratado. Contiene minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo y sodio que ayudan al rendimiento físico. Su alto contenido en ácido láurico ayuda a fortalecer el sistema inmunológico además tiene propiedades antifúngicas, antivirales y antibacterianas.


  • La Kombucha es una bebida que se obtiene de la fermentación de té (generalmente verde o negro) y azúcar. Es una bebida que contiene microorganismos vivos los cuales le atribuyen beneficios probióticos. No debes preocuparte por su contenido en azúcar ya que el cultivo simbiótico de bacterias y levaduras lo consumen prácticamente en su totalidad. En el mercado lo puedes encontrar de diferentes sabores, escoge aquellos que sean 100% ecológicos y de ingredientes naturales. Incluye esta bebida en tu vida si quieres mejorar la salud de tu microbiota.


  • El té kukicha contiene solamente ramas del té Bancha y han de permanecer al menos tres años en la planta, por lo que pierde prácticamente toda la teína, tiene entre el 0,5 y 1 % de cafeína de un té normal, es una cantidad inapreciable. Es rico en minerales y destaca su alta concentración en calcio además es alcalinizante, es decir, neutraliza la acidez de nuestro estómago.


  • El té mú está elaborado con dieciséis hierbas que juntas tienen un efecto sinérgico, es decir, por separado no tienen el mismos efecto que combinadas entre sí. Entre ellas encontramos el jengibre, ginseng, diente de león, regaliz, canela…a esto se debe su alto poder revitalizante.


Muchas veces se opta por un café descafeinado, pero como ves existen diferentes alternativas saludables para sustituir esa dosis de cafeína diaria.



¡ Pruébalas y descubre tu favorita!






 

Bibliografía
- D Edwards, Therapeutic Effects and Safety of Rhodiola Rosea Extract WS® 1375 in Subjects With Life-Stress Symptoms--Results of an Open-Label Study. 2012
- Olsson E. M., von Schéele B., Panossian A. G. (2009). A randomised, double-blind, placebo-controlled, parallel-group study of the standardized extract SHR-5 of the roots of Rhodiola rosea in the treatment of subjects with stress-related fatigue. Planta Medica. 75: 105-112.

246 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page